Motivos para la 2ª Jornada de Educación Financiera

¿Estás cansado de trabajar por tu tiempo? Y si te decimos que existe un tipo de ingreso que te permite generar dinero, incluso mientras estás en el sofá. Y además, que está al alcance de todos.

La mayoría de las personas poseemos un solo ingreso y para conseguirlo necesitamos dar nuestro bien más preciado, nuestro tiempo.

Además, coincide que dependemos de otros para obtenerlo al final de mes y por tanto siempre corremos el riesgo de que desaparezca y con ello toda fuente de dinero.
Esa pseudo-seguridad que rodea a algunas personas que creen que eso no les puede pasar porque están en una buena posición, son imprescindibles, están en una gran empresa donde siempre hay trabajo. Da igual, se depende de otro, creo que todavía no está claro, se depende de otro.

En cualquier caso, ese condicionante externo, llamémosle como queramos, no se controla y pensar lo contrario es un craso error. Y si sumamos, la guinda, que no se disfruta mientras estamos trabajando… (el 90% de las personas trabajan en puestos que no les gustan).

Somos dependientes de este único ingreso, y por eso no podemos dejarlo. Tenemos que seguir con él, aunque sepamos que pasan los años, y el tiempo no se recupera.
También hay otra categoría, donde trabajamos para nosotros mismos. Fantástico. Esto quiere decir que dependemos de nosotros y se entiende que nos gusta lo que hacemos, que disfrutamos. Por tanto, en este caso, no se le achaca a esto el problema.
Aquí sucede que en la mayoría de las veces, se emplea mucho más tiempo en generar dinero y si lo dejamos, sucede que nuestra única fuente de dinero que entra, se desvanece,desaparece. En esta situación, también se da el caso que nuestro ingreso es algo a lo que estamos atados de pies y manos.

En los dos casos expuestos, estamos agarrados a solo una cuerda para no caernos al vacío.

¿Por qué no levantamos la vista y observamos que hay más cuerdas a nuestro alrededor? ¿Por qué estar sujetos solo a una si podemos estar a dos? ¿No estaremos más seguros? ¿No has pensado que con más cuerdas puedes tejer una red? ¿Algo que te proteja si te caes?

Otra característica de estos ingresos es que requieren de nuestro esfuerzo, sacrificio todo el tiempo. Pero el tiempo es finito, el tiempo se acaba. ¿Qué sucede con estos ingresos? Muy sencillo, que el día tiene 24 horas y si vendemos nuestro tiempo a desarrollar nuestro trabajo, por mucho que queramos, más de 24 horas no tenemos, y por tanto este tipo de ingresos tienen un límite.

Más aún, nuestra vida tiene límites. No es solo que un día se acabará. Además, existen miles de circunstancias que pueden obligarnos a dejar de trabajar.
Incluso sin ponernos tétricos, ¿imaginas poder dedicar tu tiempo a tu familia? ¿o a tu hobbie? ¿qué tal suena viajar por el mundo?

Sabiendo esto, ¿por qué seguimos enfocados en seguir dependiendo de este ingreso?

Por fortuna, existe una manera de generar dinero que no depende de tu tiempo: los ingresos pasivos. ¿Quieres conocerlos? ¿Quieres saber qué características tienen, qué ventajas tienen, cómo se obtienen? Y por supuesto…¿Quieres levantar la vista?

¡Ven a la 2ª Jornada de Educación Financiera del 25 de junio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *